0

Buscar

Nuestra historia

En el corazón de Challhuamayo nace el café de Finca Tasta, un grano que es el resultado de un trabajo respetuoso con la naturaleza y los seres vivos. Han pasado 10 años desde que iniciamos nuestra labor en la zona, tiempo en el que hemos crecido y dado a conocer la calidad de nuestro producto en diferentes escenarios nacionales e internacionales (EE.UU., Canadá, Italia, entre otros).

Crecimos, pero no lo hemos hecho solos, sino en compañía de cada una de las personas que ha colaborado con nosotros, unidos por la pasión hacia el café.

Este crecimiento y aprendizaje nos ha permitido ser pioneros en diversos procesos, así como tecnificar y mejorar cada uno de los mismos mediante buenas prácticas agrícolas.

Hoy, gracias a la pasión que nos mueve, les podemos entregar la semilla de Finca Tasta, un café de origen de calidad internacional.

Origen de Finca Tasta

Elsa la madre de la familia compro un terreno en Chalhuamayo, con el fin de poder reencontrarse con sus padres, penosamente ella y su padre fallecen en el 2018 tras casi un año de empezar los procesos de cultivo de la 1era hectarea de la Finca, lo cual fue muy complicado para Edith, ya que estaba en la universidad, casi a mitad de carrera y el café no estaba en su horizonte. Pero, con apoyo de sus tíos y de su hermano, sacó adelante la Finca Tasta.
Tras culminar sus estudios de ingeniería, Edith entra en todo un proceso de especialización. Ha llevado un diplomado en Gestión Empresarial en la Universidad del Pacífico y una maestría en Economía y Ciencia del Café en la Universidad de Trieste, en Italia, tras ganar la beca Ernesto Illy.

Edith Meza

CEO de Agroexportadora Tasta SAC

Edith Meza, quien es fundadora de Finca Tasta, también es ingeniera en industrias alimentarias, pero su vida la dedico al café, ya que tiene una pasión que la mantiene siempre ilusionada y activa en este camino cafetero.

Está claro que su profesión ha sido de mucha ayuda para mejorar cada uno de sus procesos y brindarnos uno de los mejores cafés del Perú.

Iván Meza

CEO de Agroexportadora Tasta SAC

Chef Ejecutivo, Administrador de Negocios y Catador de Café.
Participó activamente en seminarios y congresos cómo:
Advanced Coffee Brewing, Specialty Coffee Expo Boston, Seattle, Atlanta, entre otros.

Brindo asesoría y desarrollo de talleres, charlas magistrales para estudiantes, productores y organizaciones. Productor de café de especialidad dedicado a la creación y desarrollo de los nuevos productos que estamos desarrollando en Finca Tasta.

Especialización del café

Lograr los ocho tipos de café que actualmente vende Finca Tasta, y conseguir el premio Grano de Plata en el I Concurso de Marcas Comerciales de Expo Café en 2015, no ha sido un trabajo fácil de lograr.
Un punto que siempre ha sido una piedra en el camino para Edith ha sido por años la falta de infraestructura y el machismo de la industria cafetalera, pero ello no fue impedimento para cumplir sus objetivos.
«Si retrocedemos al pasado y analizamos cada punto, te das cuenta del machismo. Afortunadamente, mis padres me empoderaron y pude lograr el respeto de mi gente», comenta Edith.
La experta en café tuvo que hacerle entender a proveedores y trabajadores de su vasto conocimiento, mediante acciones concretas fue clave: llamar a la consciencia sobre la necesidad del mejoramiento de carreteras y demostrar que las mujeres también tienen un gran manejo en el área de ventas de producciones locales.
Ahora, tras tantos años de trayectoria y gracias a los conocimientos adquiridos su catálogo de cafés cuenta con las más altas calificaciones en el Perú, emitidas por la revista norteamericana Coffee Review con puntajes que van del  94, 93 y 92, en procesos Anaerobicos y naturales.

Café del Perú para el mundo

Durante mucho tiempo Finca Tasta se dedicó solo a la exportación del café. Desde Satipo, sus cafés han llegado a Estados Unidos, Canadá, Brasil, Panamá, Costa Rica, Guatemala, Italia, España, Croacia, Eslovenia, Francia, Corea del Sur, Taiwán y China. Pero para Edith y su hermano Iván se preguntaron porque vendían tanto a otros países, pero no al suyo. “Vendíamos mucho fuera y empezamos a preguntarnos, ¿por qué aquí no? Así que sacamos una edición de regalo y gustó. Ahora nuestros clientes aquí piden cada vez más y es una alegría verlo”, recuerda Edith. Hace poco tiempo atrás trabajaron una colección de café inspirada en la cultura Yine y su arte, de la mano de una comunidad nativa. Esta es una de las 48 lenguas originarias de nuestro país. “Varios países han probado nuestro café. Hay uno en Canadá, otro en Estados Unidos, pero queremos que Perú los tenga todos y los clientes elijan cuál prefieren.” diijo la empresaria.

Constantes innovaciones

Finca Tasta se caracteriza por brindar cafés de alta calidad y de producción limitada. Ello los ha llevado a niveles incomparables con la competencia, en el caso de los microlotes son cafés con puntajes entre los 84 a 89 puntos en taza, y los nanolotes alcanzan, gracias a métodos de procesamiento, los 90 puntos a más. Finca Tasta produce microlotes y nanolotes de cafés que, desde el 2020, tienen nombres de piedras preciosas, explica Edith Meza. Cada empaque de café tiene un color distintivo, que se asocia al color de la piedra a la que le debe el nombre, y el perfil sensorial con las notas que más resaltan en cada café. Los microlotes se denominan: Onyx, Amatista, Ópalo y Jaspe; mientras que los nanolotes forman la edición Reserva, en la que los sabores son más concentrados y los aromas más persistentes, y se llaman: Crisocola, Citrino, Zafiro y Coral. Todos los cafés de esta colección se obtuvieron gracias al proceso natural o seco. El proceso natural es uno de los más ecológicos que hay debido a que no se usa agua. La marca destaca que por cada
Volver Arriba
El producto ha sido agregado a su carrito